<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head> <body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d1726765346895917996\x26blogName\x3dEsto+no+es+una+despedida\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://estonoesunadespedida.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://estonoesunadespedida.blogspot.com/\x26vt\x3d4766295528954357872', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Esto no es una despedida


linksarchivoSeguir

Skinny love

viernes, 5 de abril de 2013@17:34
2 Comentarios

Sus miradas se cruzaron. Sólo les bastó un instante para perderse el uno en el otro. Ni sus nombres se preguntaron, no los necesitaban, pues era como si se conociesen desde antes de nacer. Suerte.

Suerte de estar en el lugar indicado. Ella de haber esperado cinco minutos más por un taxi llegar. Suerte de perder un ser amado. El de haberse retrasado su vuelo. Suerte la que maldicen, suerte la que bendicen.

A lo mejor cupido estuvo sobrio, y ellos se dieron cuenta.

El miraba en el fondo de los ojos de ella, le daba miedo acercarse. Tenían miedo de acercarse. Ella no creía en el amor a primera vista, el había dejado de creer en falsas promesas. Bienvenidas fueron las dudas.

Ella parecía esperar a alguien. El escribió una nota en una servilleta: "No sé quien eres, ni de donde vienes ni a donde vas, has quedado grabada en mi mente y en mi corazón para siempre, ahora es tuyo, ahora lo soy"  dejó su propina, pasó junto a la mesa de ella, le dejó la servilleta rayada donde envuelto había un viejo dije de plata.

El se marchó, se despidió con sus manos y una gran sonrisa en sus labios. Aquel hombre no había sonreído en años. Ella seguía sentada en aquel café de aeropuerto viendo como él se alejaba.

- ¡Quédate, quiero conocerte! - le gritó ella alcanzando a reaccionar, el volteó, sonrió de nuevo y le dijo: Eres quien siempre esperé y quien siempre esperaré.

Nunca más se vieron.

Liz

Etiquetas: , ,


Sobre mi
soy un eterno hasta luego..

Las despedidas no existen, tarde o temprano habrá un reencuentro...

Licencia Creative Commons
Esto no es una despedida por Liz Andrea se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Basada en una obra en http://estonoesunadespedida.blogspot.com/.