<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head> <body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d1726765346895917996\x26blogName\x3dEsto+no+es+una+despedida\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://estonoesunadespedida.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://estonoesunadespedida.blogspot.com/\x26vt\x3d4766295528954357872', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Esto no es una despedida


linksarchivoSeguir

La carta

viernes, 29 de marzo de 2013@17:23
0 Comentarios

Le dejó una carta arrugada sobre la mesa.
Ella salió del apartamento sin más ni menos que una pequeña maleta en la mano, su vida estaba resumida allí. Con lágrimas en su rostro, lo único que quedó en ese edificio fue un portero chismoso intrigado - Dígale que me fui para siempre por favor- le dijo entregándole las llaves.

Ella era el motivo de asombro de todos en la calle, no era muy común ver a alguien desahogarse en un mar de lágrimas y lamentos en medio de la acera. Por primera vez no le importó que la vieran en ese estado. Ese mundo indiferente que va tan rápido y nunca tiene tiempo tenía los ojos puestos en ella, algunos lanzaban comentarios, otros se limitaban con las miradas.

Tomó el primer bus que pasó cerca, estaba casi vacío, el conductor y un par de mujeres ancianas fueron sus cómplices. Ella iba sin rumbo alguno, sin contar la ruta del bus que no se preocupó por preguntar. Ella sólo necesitaba un hombro amigo, que para su desgracia estaba a cientos de kilómetros de distancia. - Puta vida- dijo para sí misma. Ciertamente no era su mejor día, ni el peor, estaba entre los peores de lo peor.

"No puedo seguir contigo, no en un mundo de mentiras, no eres más que uno de los personajes de esas historias que a veces escribes, y creo haberme enamorado de uno de ellos. Si te preguntas porqué no me llevé nada de lo que me has dado, es que no quiero tener algo que me recuerde a un perro sucio como tú. Por favor no trates de buscarme, no necesito tus explicaciones" ella le escribió en aquella hoja de papel arrugada.

Ella no sabía qué le dolía más, si que el hombre que amaba fingió perfectamente quererla o enterarse que ese hombre era mujer en las noches...

Liz

Etiquetas: , ,


Sobre mi
soy un eterno hasta luego..

Las despedidas no existen, tarde o temprano habrá un reencuentro...

Licencia Creative Commons
Esto no es una despedida por Liz Andrea se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Basada en una obra en http://estonoesunadespedida.blogspot.com/.